domingo, 27 de junio de 2010

Bosqui Trail , por Mario Zafra




Al pie de la Alhambra, tarde de verano con calor, en lo que fue el Rey Chico, ese fué el punto de partida de esta carrera de montaña, mi primera carrera de montaña.

Pocos participantes para lo que suele ser una carrera popular hoy en día, no más de 120. Apenas conocidos, allí aparecio David y señora.

Muchas incognitas en la salida, bien conocido el entorno pero con la incertidumbre de cual sería el verdadero recorrido. Son mas de 15 km. Mucho tendría que contar esta carrera, más por donde se desarrolla y por el privilegio de tener en Granada un parque de invierno como el Llano de la Perdíz, amenazado permanentemente por la especulación inmobiliaria, y cierre de anillos. Cualquier ciudad medianamente avanzada lo tendría como oro en paño, por aquí aún tenemos que aprender.


Vayamos a la carrera de cuestas, veredas y cortafuegos. La salida fue neutralizada: cuesta de los chinos hacía la Alhambra, para desbocarse en los aparcamientos de la misma. Por ahí, ya en carrrera, hacemos un pequeño laberinto por pasillos y escaleras haciar arriba hasta salir al asfalto que viene de la Silla del Moro, para enseguida coger una verda a mano derecha que nos lleva con ciertos desniveles hacia arriba hasta la entrada del cortafuegos del llano.

Ahí mismo cogemos otra vereda a la derecha entre árboles camino hacia Cenes. Se hace bien este camino cuesta abajo y pequeñas subidas para luego coger un carril que nos lleva a una depuradora de aguas por encima de Cenes de la Vega.Ahora es cuando comprendo que no es una carrera popular, es de montaña.

Ascensión por el cortafuegos hasta lo alto del llano, justo donde llega el cortafuegos que todos conocemos. El paso de esta ascensión es andando, no hay otra manera, la inclinación es notable.

A continuación nos dirigimos al cerro del sol, punto donde nos cruzamos quizas con los que van primero. Lo hacemos corriendo a buen ritmo con ligera ascensión. Y de ahí para abajo por vereda hasta cerca de la cancela. Es en esta bajada donde empiezo a disfrutar de lo que es una carrera de montaña, bajadas, que requieren una técnica y equilibrio, aparte de calzado adecuado, minucias a cambio del disfrute. Llevaría una hora y ya estabamos por la dehesa del Generalife, a las faldas del llano, por encima del rio Darro.

Subidas, tres mas al llano, y bajadas, llaneo por las veredas de la dehesa que se hacen corriendo, en solitario, desde hace bastante tiempo. El paisaje es único, a una buena hora sin tanto calor. Vamos viendo a lo lejos al otro lado del rio la Abadía, a la misma altura que vamos y el Sacromonte. Buscamos las señalizaciones de carrera que nos indican ahora para arriba, ahora para abajo, solo unas cintas en arbustos nos sirve para seguir el itinerario marcado.

Última subida y estamos en lo alto, al fondo Granada ya en el ocaso del día. Sólo queda bajar hasta la fuente del avellano. Y así es por el único camino que hay, vereda para abajo y técnica, echo de menos un bastoncillo y un calzado, aunque las wave rider se comportan, quizas no agarran lo que deberían para el casi.

Tras emular a las cabras llego al camino de la fuente del avellano, todavía con fuerza e ilusión para esprintar y llegar orgulloso a meta. 1 hora 50 minutos. Hecho está. Llego en solitario y en megafonia anuncian mi llegada por dorsal número 113. El 51 de 71 en categoria masculina.


Me ha gustado la experiencia, espero repetir en alguna más. Desde aqui os la recomiendo.

10 comentarios:

Javi Ruiz dijo...

Pues sí que tiene buena pinta, Mario. Otra que hay que apuntar para el año que viene.

José Antonio dijo...

Mario, tu participación demuestra que estás fuerte, muy fuerte. Seguramente fuíste asido por la motivación que te daría correr por una zona que conoces muy bien y que agrada sobremanera. Ojalá cuando me "invitaste" a correr hubiera estado en otra forma, pero espero poder acompañarte el próximo año. Enhorabuena paisano por essa proeza.

Jesús Lens dijo...

Oye, qué chulas (aunque sufridas) tienen que ser esas carreras. Como lo cuentas, y desde un sillón con aire acondicionado, ganas dan de hacerla.

El verse luego en mitad del cortafuegos es otro tema.

¡Gracias por contarnos la experiencia!

PD I.- ¿Correrá alguien el domingo la Prueba de Premio Diputación?

PD.- II ¿Qué nombre me elegiste, Abel?

Daniel dijo...

Eh Mario que pasada, pues claro que tenemos que hacerla, el año que no sea sabado tarde, yo no puedo. Bueno ya me cuentas si tenemos madruga esta semana.
Estamos en contacto.

Antonio dijo...

Enhorabuena Mario, me ha dado pena no hacerla, al final me rajé.

Esta semana nos la cuentas subiendo al llano de nuevo.

Victor dijo...

Me han contado que fue una prueba de extrema dureza y bajadas muy técnicas, algunos las bajaron sentados como si fuera un tobogán. Habrá que probar alguna vez. Enhorabuena a los que participasteis, yo no pude llegar.

Abel dijo...

Gracias por la crónica Mario y enhorabuena por concluir esa prueba tan dura a la par que hermosa. A ver si en próximas ediciones estamos en condiciones de afrontarla con garantías de poder acabarla.

Jesús a tí te llamaremos Jesús, con todo un derroche de imaginación, horas de reflexión y una concienzuda tormenta de ideas, si quieres el apellido dímelo esta misma tarde-noche.

Saludos!!

Javi Ruiz dijo...

Carlitos, yo tenía la intención de ir, lo que pasa es que me bajo a la costa este finde. No sé, si me viese con ganas subiría expresamente para correrla. Si el grupo se anima, nos animamos todos, que no hacemos últimamente nada para unir al grupo.

Jose Luis dijo...

Perdonad que me "cuele" en vuestro blog (muy interesante por cierto). Yo también estuve en la Bosqui Trail me fui con la familia de fin de semana a Motril (los engañé para hacer "una carrerita" por Granada). Y allí estaba yo, un año llevo corriendo y lo más parecido que he hecho a subir una montaña es ver el tour de Francia por la Tele. Cuando yo vi a los que iban delante de mi (osea casi todos) en fila india subiendo a cuatro patas por un cortafuegos, me dije donde coño te has metido. La verdad es que fue durísima la carrera, al menos para mi. Lo que pasa es que entre que somos un poco "masocas" y el entorno que era espectacular..., deseando de repetir en Guadalajara el 26 de septiembre. Saludos.

Javi dijo...

Muy bien Mario, te habrían ido bien unas buena zapas de Trail, sobre todo para las bajadas. El año que viene habrá que hacerla.