viernes, 30 de julio de 2010

IRON MAN ZURICH 2010 (Por Victor Bernier)









Zurich, 25 de Julio de 2010. Son las 4 de la mañana, el despertador ya suena, es el gran día: mi primer Iron Man. Estoy con mi amigo de toda la vida David, mi “socio triatleta” desde que empezamos en este negocio hará un año. Atrás queda un año de entrenamientos exigentes, primero para el maratón de Londres, terminado en Abril, pero sobre todo centrado en el Iron Man.

Pese a habernos acostado pronto apenas he podido dormir una hora. Va a ser un día muy largo. Bajamos a desayunar en el Hotel, el comedor está repleto de triatletas. En nuestra mesa una brasileña (Arieni), es su quinto Iron Man, le comento lo de no haber dormido, me intenta tranquilizar pero la noto también nerviosa. Al lado una mesa de alemanes que habíamos conocido el día anterior, el ambiente es muy bueno, lo más parecido a una tropa que va a pelear unida en una batalla. No somos competidores en sentido estricto, cada uno va a luchar contra la distancia que tenemos que superar dentro de su propio nivel, todos perseguimos lo mismo, sentir que podemos vencer lo inimaginable, demostrarnos que realmente no conocemos nuestros propios límites físicos.

Volvemos a la habitación a recoger nuestro equipo, las bicicletas ya están preparadas en boxes desde el día anterior. Tenemos un pequeño percance con el autobús, que se equivoca de puerta en el Hotel y se marcha dejando en tierra a unos 30 competidores. La gente se pone muy nerviosa y comienzan a llamar taxis, pero nosotros nos quedamos con un pequeño grupo en el que una chica holandesa resuelve el problema con la organización consiguiendo un nuevo autobús. Con todo esto llegamos justitos a boxes para dejar el equipo, enfundarnos el neopreno y colocarnos en la salida.













Estamos bastante atrás. Miro al cielo, son las 7 de la mañana, es un amanecer despejado después de 2 días de lluvia, anunciando un día espectacular. Miro hacia la primera boya, está realmente alejada, por un momento pienso en que nunca antes he nadado tanta distancia como la que tengo que recorrer. Anuncian la salida de los profesionales, nosotros saldremos 5 minutos después. Vamos entrando en el agua, tenemos que ir nadando hasta una línea marcada con una cinta pero antes de que podamos alcanzarla dan la salida. Empiezo muy tranquilo, buscando acompasar lo antes posible la respiración con el braceo. Enseguida encuentro buenas sensaciones. El alto número de participantes hace que estemos rodeados y se provoquen patadas, agarrones, manotazos o que alguna vez se ingiera una bocanada de agua cuando “asomas” a respirar. Intento no cebarme con estos contratiempos, en definitiva son parte integrante en una competición de triatlón. Voy alcanzando las boyas sin desviarme mucho marcando un ritmo muy bueno para mí. Llego al final de la primera vuelta y al incorporarme me sorprendo al encontrarme con Servando, de mi club. Entonces es cuando me doy cuenta por primera vez que estoy llevando un ritmo bueno. Entro en el agua con el temor de que los metros van a ir pesando pero sigo a lo mío y me sorprendo: no tengo sensación de cansancio y soy capaz de mantener el ritmo que llevaba (¿será el neopreno nuevo?). Marco un tiempo final en natación de 1:20:49.

Llego a boxes, siento una euforia incontrolada que me hace gritar “son las 8 de la mañana y ya nos hemos desayunado 3.8 km de natación!”. Hago una transición demasiado lenta (8 minutos), no me preocupa el tiempo. Salgo en la bicicleta, quiero buscar un desarrollo cómodo pero vigilando que la velocidad no caiga demasiado de los 30 km/h. Enseguida recibo los ánimos de Carmen y los padres de David “Tiburón” Tapia. La primera parte es muy llana, rodeando la ciudad por la zona del lago Zurich. Son 30 km en los que resulta fácil rodar a velocidad relativamente alta. Me sorprende ver tantas bicicletas de contrarreloj (“cabras”), imagino que Cancellara tiene mucho que ver en la proliferación de tanta CERVELO. La gente en general va lanzada, llevo una media de 34 km/h y no dejan de adelantarme corredores. Llegamos al primer avituallamiento y tomamos un desvío que nos aleja del lago hacia unas pequeñas localidades con unos paisajes que nos dejan boquiabiertos, prados verdes donde abundan vacas y unos pueblos con ese toque transalpino espectacular.













Se ha terminado la parte llana, subimos a una primera cota relativamente fácil para a continuación entrar en una parte rompepiernas en la que no se puede quitar plato si no quieres perder ritmo. Esta parte supone unos 20 kms más de recorrido hasta afrontar el puerto más duro del recorrido, 5 kms de una subida sin descansos, con unas pendientes que obligan (al menos a mi) a quitar el plato y levantarme varias veces en la bicicleta. Finalmente entramos en otra parte de subida más suave hasta coronar en Forch y comenzar un descenso vertiginoso que nos devuelve a la parte llana que rodea al Lago. Después de 15 kms adicionales entramos en Zurich de nuevo y subimos un puerto corto pero durísimo (“Heartbreak Hill”). Son 2 kms donde la gente hace pasillos a los corredores, corren a tu lado como en el Tour, agitan banderas, suenan cencerros, campanas, carracas… las piernas con tanta animación se van solas!. Poco más adelante se gira y se completa la primera vuelta de la bicicleta (90 km). Consigo meterla en 3h:05min (“vas bien”, me digo).
Comienzo la segunda vuelta y pese a haber ido reservando noto que estoy bajando un poco el ritmo respecto a la vuelta previa. Pienso en la alimentación pero el estómago duele como si llevase dos piedras dentro. Intento morder un sándwich, pero no entra. Llego al primer avituallamiento y me paro a obligarme a comer ese sándwich. Son unos minutos de parada en los que aprovecho para vaciar vejiga y beber agua. El estómago no termina de ir así que continúo a lo mío. En esta segunda vuelta se nota a la gente mucho más tranquila en la parte rompepiernas y en las subidas. Esporádicamente se va viendo también a gente que ha calculado mal y van rotos. En la segunda subida (km 150) me adelanta el Chico, que viene cantando muy animado. Vamos un rato juntos pero por el temor a que nos sancionen le digo que se marche, que ya le intentaré dar alcance en el maratón. Termino la segunda vuelta en 3:30 para marcar un tiempo total en el segmento ciclista de 6:35:50 (27,5 km/h).










Hago otra transición más bien lenta y voy mentalizándome para la carrera a pie. Es el segmento donde más experiencia tengo, antes que triatleta he sido corredor, mis piernas atesoran ya 4 maratones, aunque lógicamente nunca he hecho una después de nadar 3.8 km y 180 km de ciclismo. Me cruzo con Chico en boxes y me da un abrazo (“vamos Chico!” le digo). Empiezo a correr a un ritmo asequible de 5:15 min/km, las piernas no parecen ir demasiado mal. El circuito es muy plano y está abarrotado de público. Nos vamos cruzando con otros corredores, algunos ya están incluso terminando. Al primer conocido que veo es lógicamente a Chico, me dice que tire yo, intento adaptar el ritmo pero es complicado, así que me marcho. Me cruzo con David Valverde, me lleva unos 3 km (15 min), nos damos ánimos mutuamente. Termino el primer diezmil en 52 minutos pero me veo aún lejos de meta.





Hago un par de kms más y en una pequeña subida de un puente caigo en la tentación de frenar y empezar a andar y correr. No tengo sensaciones tan malas en las piernas como para dejar de correr pero la cabeza ha dictado sentencia en ese momento, la tortura mental ha comenzado. Empiezo a correr y andar hasta que veo los colores del club un poco delante: es Servando. Lo alcanzo, él va con una vuelta más y vamos animándonos los dos corriendo lo que podemos, andando en los avituallamientos, pero no termino de ir, así que al final en una parada mía veo que se marcha. Me cruzo de nuevo con David en la segunda vuelta, para mi sorpresa compruebo que solo me lleva 1 km y me anima a que corra para darle alcance. Así ocurre en el km 17 poniéndonos los 2 a andar (él va acalambrado). Vamos andando varios kms y yo noto que cada vez estoy más mareado, oigo voces lejanas, estoy vacío. Decido parar en un avituallamiento e ingiero todo lo que tenía que haber comido en la bicicleta y no entraba. Al poco rato empieza a ir otra vez la cabeza, empiezo a percibir otra vez donde estoy, vuelvo a recuperar el humor y el ánimo. Doy alcance a David de nuevo y andamos los dos juntos otra vez. Aparece Juanjo con su marcha invariable, nos dice que le sigamos, pero seguimos andando. Aparece algo más tarde Chico (km 29), me pongo a correr a su lado y noto que voy, así que retomo la carrera y me marcho hacia delante. Continúo y ya empiezo a sentir la meta cercana, no puedo parar. Hago la última vuelta a un ritmo lento pero bastante constante. Voy animándome y emocionándome a medida que se acerca la meta, me acuerdo de mucha gente que me ha apoyado, de que ni siquiera yo estaba convencido de que terminaría, de mi padre fallecido hace unos meses. Llevo su medalla, me bajo el mono para sacar la medalla y dedicárselo a él y a mi mujer…entro en sprint emocionado, soy un FINISHER!.


13 comentarios:

Uge Hidalgo dijo...

jooooder, yo también quiero.... tio, tienes que escribir un libro,... eres la caña contando cosas...

Antonio dijo...

La verdad Víctor que me has impresionado. Hasta me han entrado ganas de hacer uno a mi, guau, terminar eso debe ser la caña.

No me queda más que reiterarte mi admiración.

Gracias por esta estupenda crónica

Mario dijo...

Yo tambien querria...
eres un crack victor.

Javi Ruiz dijo...

Después de leer tu magnífica crónica yo también puedo decir que QUIERO. Perfecta narración de lo que viviste. Sabes que tengo ganas de probarlo pero hoy lo tengo màs claro que antes. Yo también quiero ser ironman. Algün día. Enhorabuena MAQUINA.
PD: no sabía nada de lo de tu padre. Lo siento. Yo también me acordé mucho del mio en Sevilla y estoy seguro de que ma ayudó a terminar. Un abrazo.

Jesús Lens dijo...

Víctor, yo sé que nunca haré una heroicidad como ésta, Im-presionante. Cuando leí en IDEAL tu nombre, por un lado me sentí orgulloso de haber compartido salidas, charlas y Verdes. Por otro, pensé que hay que estar zumbado. De siempre he considerado los Iron Man como la quintaesencia del sufrimiento, del masoquismo autoinfligido y del orgullo de ser humanos.

Conocer en persona a alguien que lo ha terminado, créeme que me llena de orgullo y satisfacción.

Mandarle un abrazo a un hombre de hierro no es algo que se pueda hacer todos los días.

Gracias Víctor.

Javi dijo...

IMPRESIONANTE. Tu gesta, tu narración, la sencillez con que cuentas tamaña barbaridad...
No hay palabras para resumir mi admiración por lo que has hecho. Sé que no eres el único, vale, pero es que tú entraste hacer relativamente poco en el triatlón, tranquilamente, ¡Y ya te has comido un IRON MAN!

Felicidades, amigo.

Daniel dijo...

Victor, ya te lo he dicho muchas veces desde que lo terminaste, ERES MI IDOLO, que envidia mas sana. EL PROXIMO JUNTOS.
Un abrazo.
Daniel.

Abel dijo...

Enhorabuena Victor, mi admiración está contigo!!

Las camisetas de Las verdes ya han llegado, así cuando digáis quedamos y las regamos con unas verdes como estreno oficial.

Saludos!

Javi dijo...

Bienvenido, Abel. Espero que hayas disfrutado por tierras gabachas. A ver si disponemos un día con tiradilla amiga + verdes fresquitas y así liquidamos lo de las camisetas. Yo este finde no puedo, pero después en principio sí.

Iñaki M. dijo...

Hola Victor,
Enhorabuena por la crónica y por la carrera.
El caso es que yo la voy a hacer el Ironman de Zurich este año junto con un compañero. Se trata de la primera prueba que vamos a hacer fuera de España, por lo que me vendría bien cualquier consejo en lo que a logistica se refiere que me pudieras dar. Sobre todo de trasporte de la bici y tema del hotel. Si tienes un momento me pones un mail a imaeztu@ono.com.
Gracias

Anónimo dijo...

intricately carved to make bright and wonderful designs, and they [url=http://www.aravind.org/toryburch.htm]http://www.aravind.org/toryburch.htm[/url] several times in the movie, as well as Jack accessories and tools. [url=http://www.aravind.org/toryburch.htm]http://www.aravind.org/toryburch.htm[/url] the right way. This way you will start winning more often. Online [url=http://www.aravind.org/celine.htm]セリーヌ[/url] continue to dwindle? Its time for small business to be like Jack
passing caller identification ("Caller ID") to the receiver of [url=http://www.aravind.org/coach.htm]コーチカバン[/url] than real ones, and its been that way for many years. As usual [url=http://www.aravind.org/toryburch.htm]トリーバーチ バッグ[/url] at-risk and under-served populations assisted by the 340B [url=http://www.aravind.org/toryburch.htm]トリー バーチ 靴[/url] won or lost at a particular table that is not quite the truth.
released, it sold like pancakes. Cars, be it for public transport [url=http://www.aravind.org/celine.htm]セリーヌ 通販[/url] and where else can you get legal money without having to work [url=http://www.aravind.org/toryburch.htm]トリー バーチ 財布[/url] any level. Playing the card game is fairly simple, just hit 21 [url=http://www.aravind.org/celine.htm]セリーヌ 店舗[/url] to the Casino would be complete without playing a round of Black

Anónimo dijo...

different tutorials for new players that show them important hollister companies that can get all of this done at a fraction of the cost escarpin christian louboutin manufactured by this company have subtle zip pocket detailing Christian Louboutin shoes manufacture of each Jack wills collection follows rigid high
and seperating yourself from just someone in one of the many mens Christian Louboutin shoes and where else can you get legal money without having to work nike dunks high this situation and used rum as a bait to lure his crew .Soon rum Isabel Marant Shoes piece they deliver comes with a distinct feature. This helped
some other rules you need to keep in mind while playing this game, Louboutin Pas Cher compelling videos is financially accessible to everyone. Whether http://www.theaudiopeople.net/nfl.html reputation as the Land of Pirates .It was at this time that Jack ルイヴィトン 財布 States. Some celebrants take pleasure in throwing somewhat

Anónimo dijo...

only when the game is played in the casino. In the online version, [url=http://www.journalonline.co.uk/ralph-lauren-outlet.html]Ralph Lauren Outlet[/url] an illiterate homeschool graduate, that becomes his impression [url=http://www.journalonline.co.uk/ralph-lauren-outlet.html]Ralph Lauren Outlet[/url] garments. Though the term bespoke is widely used in UK, the term [url=http://www.journalonline.co.uk/tory-burch-outlet.html]tory burch outle[/url] have them become wards of the state or placed in a foster care
as you want without having to leave your desk! There are many [url=http://www.journalonline.co.uk/ralph-lauren-outlet.html]http://www.journalonline.co.uk/ralph-lauren-outlet.html[/url] flabbergasted when the merchant ship cannons roared .It was not [url=http://www.journalonline.co.uk/ralph-lauren-outlet.html]http://www.journalonline.co.uk/ralph-lauren-outlet.html[/url] used in the game. Blackjack can be played both as a single deck [url=http://www.journalonline.co.uk/christian-louboutin-outlet.html]christian louboutin outlet[/url] Technology Associates. Indeed, two and a half decades, this
a cone shaped chunk out of the top of the pumpkin. This will [url=http://www.journalonline.co.uk/christian-louboutin-outlet.html]http://www.journalonline.co.uk/christian-louboutin-outlet.html[/url] and pleasurable. Over the years, car models continue to change [url=http://www.journalonline.co.uk/christian-louboutin-outlet.html]http://www.journalonline.co.uk/christian-louboutin-outlet.html[/url] and develop startups. Prior to HackFwd, David has run staffing [url=http://www.journalonline.co.uk/ralph-lauren-outlet.html]http://www.journalonline.co.uk/ralph-lauren-outlet.html[/url] completely turned my life around. I can honestly say at age 74