jueves, 25 de marzo de 2010

Manifiesto Runner




Kiss or kill. Besa o mata.

Besa la gloria o muere en el intento. Perder es morir, vencer es sentir. La lucha es lo que diferencia una victoria, un vencedor. ¿Cuantas veces has llorado de rabia y de dolor? ¿Cuantas veces has perdido la memoria, el habla y la cordura de agotamiento? Y ¿Cuantas veces en esta situación has dicho, con una sonrisa?:¡ una vuelta más! ¡Un par de horas más! ¡Otra subida!!


El dolor no existe, está en tu cabeza, contrólalo, destrúyelo, elimínalo, y sigue, haz sufrir a tus rivales, que mueran. Mátalos!! Soy egoísta, ¿y? El deporte es egoísta porqué se tiene que ser egoísta para saber poder luchar y sufrir, para amar la soledad y el infierno. Para amar, sufrir. ... parar, toser, frío, no sentir las piernas, nauseas, vómitos, dolor de cabeza, golpes, sangre... ¿hay algo mejor?


El secreto no está en las piernas, sino en la fuerza de salir a correr cuando llueve, hace viento y nieva, los relámpagos encienden los árboles al pasar... salir cuando las bolas de nieve o piedras golpean tus piernas, tu cuerpo desnudo al son del viento, haciéndote llorar. Y seguir corriendo, llorando, secándote las lagrimas para poder ver las piedras, los muros o el cielo. Los obstáculos. Renunciar a una hora, a unas décimas de nota o de diversión, decir ¡no! a una chica, decir ¡no! a unas sabanas que se te pegan en la cara, decir ¡NO! e ir a llorar bajo la lluvia hasta que las piernas sangren de los golpes que te has dado al caer al suelo, volverte a levantar para seguir corriendo... hasta que tus piernas griten a pulmón BASTA!!!! Y te dejen tirado en medio de una tormenta en las cimas más lejanas... hasta morir. Las mallas mojadas por la nieve que arrastra el viento que pega en tu cara, enfriando el sudor, moviendo tus pelos.


Cuerpo ligero, piernas ligeras. Sintiendo como los pies se despegan del suelo, flotando. Notando como la presión de las piernas, el peso del cuerpo se concentra en los metatarsos de los pies, haciendo una presión capaz de romper piedras, destrozar planetas y mover continentes.. Con las dos piernas suspendidas en el aire, flotando como volando como un águila y corriendo veloz como un guepardo. O bajando, con las zapatillas deslizando sobre la nieve, saltando los márgenes y sintiendo como todas las fibras y vasos del cuádriceps se hinchan hasta el punto de explotar, deslizando en la nieve y barro, justo antes de volver a impulsar para sentirte libre para volar, para gritar de rabia, odio y amor, en las montañas, allí donde solo los más intrépidos roedores y pájaros, escondidos en sus nidos bajo las rocas pueden convertirse en tus confesores. Solo ellos conocen mis secretos, mis temores.


Porque perder es morir. Perder es morir. Y no se puede morir, no sin darlo todo, no sin romper a llantos del dolor y las heridas, no se puede abandonar. Se tiene que luchar hasta la muerte. Porque la Gloria es lo más grande, y solo se tiene que aspirar a la gloria, o perecer en el camino, habiendo muerto con honor y dignidad, habiéndolo dado todo. No vale no luchar , no vale no sufrir, no vale no morir.... ya es hora de sufrir, ya es hora de luchar, ya es hora de ganar. Besa o mata

10 comentarios:

José Antonio dijo...

Pero bueno, ¿es que nos vamos a la guerra o qué?
Sí, mucho de eso hay en nuestro deporte, pero todo lo narrado sería baldío si no hay un trasfondo de disfrute, de convicción en la acción, de motivación ineludible. De manera que todo eso unido a la estampa épica de los caminos embarrados, nevados, fríos, misteriosos y oscuros en clara sintonía con abnegados nuestros pulmones, piernas y corazón, hacen de este deporte algo grande.

Onio dijo...

Buena entrada justo en este momento en los que uno se despierta con los isquios tan tenso que es prácticamente imposible tirarse de la cama.
Efectivamente corremos porque disfrutamos pero ¿qué es lo mas nos hace disfrutar, el correr por caminos desconocidos o el sufrir apretando los dientes siendo capaz de dejar a tus compañeros atrás?
Un saludo.

Abel dijo...

Esta arenga, que al leer me ha impresionado, y que espero os guste, la he extraído de la página web de Killian Jornet, a la cual podéis acceder, en su versión extendida, pinchando en el título de la entrada. "Manifiesto Runner"

Saludos y nos vemos en los caminos!!

Javi dijo...

Te felicito, Abel, me ha encantado. Ese punto épico es imprescindible en esto, y la motivación que necesitamos de cara a esa particular Termópilas que a algunos nos espera: MAPOMA. Mientras, por el camino vamos dejando sudor, dolor, agotamiento, cábalas kilométricas, anhelos, frustraciones, temores, muchos temores... Pero seguimos ineludiblemente hacia delante. There we go!!!

Antonio dijo...

Diosssssss, me han entrado ganas de salir a correr ahora mismo. A salir a morir.

Releeré el manifiesto tranquilamente antes de la media de Málaga.

Aquí se viene a morir

Daniel dijo...

NO HAY DOLOR, ya lo decia yo, que bien cierto es lo narrado, una pasada Abel, habra que imprimirlo como dice Antonio y tenerlo delante siempre.
Al final tienen razon eso de que solo los borrachos y los niños siempre dicen la verdad, ya que la otra madrugada uno de estos etilicos con el cuerpo salido casi por completo de su vehiculo nos grito a nuestro paso, "CAMBIAR DE CAMELLO MUCHACHOS", pero veo que esto solo lo entiende quien lo vive. Como nos identificamos con todas esas sensaciones que se describen, pero NO HAY DOLOR.
Estamos en contacto.
El Domingo 35km, DESYANUNAR BIEN PORQUE ESA NOCHE, CENAREMOS EN EL INFIERNOOOOOOOOO.

Mario dijo...

ABEL espero vert pronto practicando esta arenga que nos ha soltao....poco gusta por aqui los calores del desierto.

Javi dijo...

Mañana Onio y yo haremos tirada larga, a las 8 en frente de casa de Antonio. 25-27kms más o menos. El Mapoma acecha. Quién nos acompaña?
Ayer, un llano corto en 1h08', que no está mal.

Jesús Lens dijo...

El Gordo Cebollo ha vuelto de su marcha por el Perú y Marruecos. Me crucé con un grupo de gente del Maratón des Sables.

Yo no digo nááaáááá...

Enhorabuena, Antonio y Daniel, por batir vuestras marcas. Si yo tan sólo fuera capaz de acabar una Media, ahora mismo, me daba con un canto en los dientes.

Antonio dijo...

Bienvenido Jesús.

No me cabe la menor duda de que ya mismo estás ahí, terminando medias y maratones si es necesario.

Un abrazo