jueves, 22 de enero de 2009

UNA DE SERIES (por Javi Aquiles)

Series. Duras, exigentes y temidas series. Sin duda y sin temor a que ningún corredor me lo discuta, la cara más ingrata de este deporte. ¿Pero acaso todavía hay alguien que dude de sus beneficios? ¿Por qué si no hay miles de planes de entrenamiento que las incluyen, tanto en manuales como en páginas webs? Luego la conclusión parece clara y tajante: hay que hacerlas, siempre que se quiera mejorar marcas. Que no nos gustan, a priori parece la respuesta más extendida entre todos nosotros, corredores. Que te cambian la perspectiva del día, qué duda cabe. Que uno acaba con el hígado triturado, el corazón palpitando en la mismísima boca, las piernas temblando y los ojos extraviados, también es cierto. Pero es lo que hay, que diría uno.


Ahora bien, detrás de este masoquismo extremo se esconden muchas teorías sobre cómo, cuántas repeticiones y dónde realizarlas. Quizás demasiadas visiones, que curiosamente distan a veces un abismo unas de otras. Demasiada teoría banal para el corredor popular, que en la mayoría de los casos se siente abrumado ante tanto tecnicismo y tantas abreviaturas. Yo mismo, al consultar planes de entrenamiento en páginas webs y tratar de descifrar ese galimatías, he optado por cerrar y tirar a la papelera de reciclaje. Creo que deberíamos simplificar y sobre todo, ser realistas y coherentes con nosotros mismos: no voy a tratar de hacer las series de 800 como los consumados especialistas en dicha distancia. Pero entonces, ¿cuáles son las referencias? Ése ha sido mi auténtico problema desde que introduje las series en mi rutina de entrenamientos. Las referencias de tiempo las tendremos nosotros mismos, en base a nuestro ritmo de competición. Pero no pretendo impartir didáctica sobre repeticiones, para ello hay especialistas. Amigos, lo que yo hago y tanta satisfacción me está aportando es hacerlas siempre 10 ó 20 segundos por debajo de mi ritmo de competición. Si pretendemos correr a 4 minutos/ km, las series yo las haría en torno a 3’50’’ ó 3’40’’, eso sí, siempre en progresión, de más lento a más rápido.


El descanso entre repeticiones también es una cuestión discutible. En mi caso, menos de un minuto (45’’) en las de 400 ó 500 metros, 1 minuto o algo más en las de 1000 metros, 1’30’’ en las de 2000 metros, 2’ en las de 3000 y 3’ en las de 4000, que hasta hoy son las que he hecho.

Animo a los que aún no se iniciaron en esto de las series a que lo prueben, a que lo hagan consecuentemente, empezando suave y acabando fuerte, y buscando vosotros mismos el número de repeticiones. Así acostumbraremos a nuestro organismo a sufrir, a rodar en esos umbrales, teniendo siempre en mente la máxima de No Pain = No Gain (sin dolor, no hay recompensa). Calentad primero y enfriad después como mínimo 20 minutos en cada parte a trote suave.


Cuando he quedado con mis compañeros de entrenos para hacer series, la sensación que me invade es siempre idéntica: unas horas antes parece como si me encogiese, me siento pequeño, débil y siento que lo que me espera carece de sentido. Aflora la ya habitual pregunta: “Pero, ¿para qué esto, qué necesidad…?. Luego, cuando nos vemos, nos miramos y nos decimos, con amplia sonrisa en la cara: “¿Dispuestos a putearnos? –Dispuestos”. Acabamos fritos, extenuados, demacrados… y sin embargo sonrientes y felices. Siempre nos chocamos las manos, nos abrazamos. “Hemos acabado, lo hemos hecho”. Sentimos que ese sacrificio tiene que dar sus frutos y que en realidad no es para tanto si se hace con cabeza fría y en compañía, por supuesto, mucho mejor. Nos sentimos ligeros, fibrosos, finos, rápidos, pero sobre todo, aprendemos a sufrir, tan importante para nuestras carreras.


En la soledad del tartán, en el frío y ventoso invierno, cayendo la noche, con los focos empezando a iluminar el césped, una o dos veces por semana nos encontraremos para hacer series. En el estadio nos vemos. ¿No os he convencido?



¡TIRADA LARGA DOMINICAL!


Aprovecho esta entrada para anunciar a futuros maratonianos y no maratonianos verdes que este domingo, tras sopesar diversas circunstancias y vicisitudes, hemos decidido quedar a las 9 frente a la Clínica Inmaculada para hacer 31 necesarios kilómetros de cara a la próxima cita sevillana. El recorrido sería una repetición del que el pasado año hicimos Abel, Antonio, Víctor y servidor, pero a la inversa. Primero partiremos por la margen derecha del río Beiro para llegar a la fábrica de Puleva, volver por el carril bici y una vez de nuevo frente a la clínica, dirigirnos hacia Pinos Genil y volver otra vez al punto de partida. La idea es llevar un ritmo vivo, de unos 4.40 min/km, pero es importante resaltar que aquéllos a los que no les apetezca meterse tantos kms pueden optar por volverse antes en el punto que ellos deseen. Aunque en principio se barajó la posibilidad de repetir la tirada hacia Pinos Puente, problemas de tiempo de algunos amigos verdes, hacen más viable este recorrido que no requiere de una logística tan complicada como la de Pinos, ni el regreso de dicha localidad, permitiendo que al finalizar el que no pueda quedarse se vaya, quedándose los demás a degustar la merecida recompensa. Así nos beneficiamos todos de nuestra compañía, que hace el recorrido más ameno. Confirmados Víctor, Antonio, José Antonio y yo mismo. Onio creemos que no podrá, pues como ya sabréis está en otras cuitas más duras que las series, vamos, que ha sido papá. Un saludo desde aquí, amigo. Animaos y expresad vuestras opiniones en esta nuestra bitácora amiga.

19 comentarios:

Javi dijo...

Antonio, gracias por publicar la entrada y sobre todo, por precisarla, jeje. Eso, eso, el ritmo, vivo.

Antonio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Antonio dijo...

Me he permitido alguna licencia en la parte de la quedada, espero lo comprendas. lo único es que cada día es más dificil cuadrar espacios y márgenes en el blog. Es muy tosco el precesador de textos de blogspot.

Allí estaremos!!!!!!!!!!!!!!!!

PD. Los comentarios suprimidos son autocensura por mi parte, debido a errores técnico y no auna nueva posesión de mi persona por el denostado runcraft

Grupo deportivo "Las Verdes" dijo...

Por vcierto Javi, has conseguido motivarme nuevamente con tu entrada (esto de nuevamentes es porque sólo de saber que tú estas zurrandole de lo lindo al cuerpo en Almería, es para mi una motivación para no perder tu estela y darme caña en las series). Esta tarde vamos, Victor y yo, a meternos miles en el cuerpo, ya sabeís sobre las 20:50 estaremos en el carril bici de la Chana, el que quiera que se apunte.

Un abrazo

Antonio dijo...

Perdón emulando a Luis XIV le groupe c'est moi.

Mario dijo...

creo que podre estar le domingo.. pero 31 km se me hacen muchos, siempre se puede recortar.
Mañana madrugaré

Victor dijo...

Entradón de series. Javi, te has convertido en nuestro especialista en el arduo mundo de las series. Ya sabes que no me suelen gustar pero haciéndolas con cabeza y sufriendo lo justo y en compañía son sin duda la base del entrenamiento.

Le comenté a Antonio y Javi que me resultaría difícil este domingo ausentarme más de lo justo, de ahí esta propuesta. Espero que no os vaya mal a la mayoría. Lo del ritmo depende de como esté el día también y quien venga, ¿no?

Un saludo

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Javi, grandísima entrada que aclarará bastante qué son las series y cómo plantearlas. Didáctico cien por cien. Mi más sincera felicitación

José Antonio dijo...

Muy didáctica entrada. Comparto casi todo eso que comentas de las series. Y sé que las poquísimas veces que las he hecho me he perjurado que seguiré haciéndolas porque te estimulan, mejoran, te dan rapidez, pero me cuesta lanzarme, como nos pasa a casi todos.

Jesús Lens dijo...

Las series son durísimas. A mí me cuestan la misma vida y las he hecho en poquísimas ocasiones. Pero desde luego, te hacen mejorar. Por lo físico, y por lo mental.

Para el domingo, dado que conozco el terreno, espero ir ya que, cuando no pueda más, no tendré pavor a quedar perdido y solo ;-)

De todas formas, si a las 9 no estoy, no me esperen. De ir, seré puntual.

Antonio dijo...

Pues la cosa va de series. Esta mañana Mario y yo hemos quedado a las 6:20 de la mañana para hacer unos miles, pese al chirimiri hay que decir que la temperatura era estupenda. Al final han salido 6x1000, en ritmos que han ido desde 4:00 a 3:40. Pese al madrugón y los entrenamientos duros de la semana, he salido contentísimo. Vuelvo a manejar el ritmo de 3:50 comodamente y no he llegado agónico al 3:40, aunque al final del ejercico sí estaba cansado, pero tras la ducha me he sentido nuevo.

Es lo que hemos comentado, los kilómetros te dan el fondo suficiente para afrontar las pruebas con la seguridad de que vamos a poder terminar, pero son las series las que afinan la maquinaria, las que te permiten sostener ritmos exigentes. Hasta el motor más desarrollado requiere de un buen reglaje.

Nos vemos el domingo. ¿quiénes vamos?

Antonio dijo...

Jesús contamos contigo y con Javi R.

El padrino quiere ver a sus chicos ensayar las tácticas para la toma de Sevilla, quiere ver la camaradería verde y que todos sepamos que en esto estamos juntos.

Mario dijo...

coño antonio aclara que tu has hecho 6 series de 1000 y que yo me he quedao en una de 1000 y el resto lo hecho a ritmo mas o menos completando unos 13 a 14 a 15 km(1 hora 13 minutos) ... eso si ahi estabamos.

Jesús Lens dijo...

Yo espero ir, pero es que estoy tirando a jiñao, para qué engañarnos...

Victor dijo...

El domingo le dije al padrino que esta semana no entrenaría más que yo, así que a mediodía me he ido a hacer los miles que me llevaba de adelanto. 6 miles agónicos en un terreno lleno de charcos y barro, los dos últimos lloviendo fuerte. Padrino, esta semana no podrás conmigo!...

Un abrazo

Onio dijo...

Muy buena y didactica la entrada de las series Javi. Sin duda para mi son la parte fundamental del entreno junto a las tiradas largas, joder acabo de descubrir el mundo, no en serio mis mejoras han venido de la mano de las series de miles y espero que según me vaya poniendo de nuevo a tono recupere las ganas de hacerlas.
Respecto a la tirada del domingo la dejo para los buenos que yo ahora me encuentro algo flojo pero en cuanto recupere forma iré a dar guerra, lo prometo.
Un saludo.

José Antonio dijo...

Bueno amigos, mañana tendré que hacer ese volumen de kilómetros, por necesidad -y también por afición-, pero ya sabéis que soy ave nocturna -aunque sin salir de mi nido-. Por tanto, no sé si estaré a las nueve en la Inmaculada. Si no veis aparecer mis 186 cm. de humanidad, os vais sin remordimiento, pues.

Antonio dijo...

Amigos, compañeros, camaradas de zapas, ¡acudid mañana! no os dejeis impresionar ni por el ritmo ni por los Km, cada uno puede ajustar el recorrido a sus necesidades. Pero la de mañana es una buena ocasión para probrarnos, para que cuando llegue el día del maratón y las cosas se tuerzan, aparezca el hombre del mazo o el jodido muro, todos tengamos una bala en la recámara que nos permitirá afrontar los momentos duros, sabiendo que en parte ya hemos pasado por ahí y hemos vencido.

Vivan las Verdes

Jesús Lens dijo...

Chicos, disculpadme. Mis excusas: http://tinyurl.com/c9j7ct